La historia de la Saga “Driver”

Publicado: 16 junio, 2010 en Análisis, Driver, Opinión, Videojuegos
Etiquetas: , , , , ,

Pues ya se anunció la quinta parte oficial de la franquicia Driver, presentado con el subtítulo “San Francisco”. Pronto estaré hablando de este gran juego de persecuciones de autos, en el regreso del gran Tanner, pero por ahora, quiero reseñar un poco la historia de estos juegos de conducción-acción.

Juegos de carreras los hay para todos los gustos. Desde los clásicos arcades (como Need for Speed y Grid), donde lo que prima por encima de todo es la velocidad y la diversión, y los simuladores (como Gran Turismo y Forza), donde el comportamiento del auto es más pesado y el freno forma parte preponderante del modo de conducción, todo para hacerlo más realista. Pero también están aquellos juegos que implementan los autos como un agregado dentro de su modo principal, haciendo que la diversión no sólo se centre en quedar dentro del podio, sino el de convertir al jugador en un verdadero conductor “de la calle”,  con tráfico y demás obstáculos dentro de carreteras y callejones estrechos.

Aunque la mayoría concuerda en que Grand Theft Auto (GTA), es la mejor serie dentro del subgénero de la conducción-acción -llamado comúnmente Sandbox-, elevando con creces cada entrega que sale a la venta de esta franquicia, en realidad el primer juego que cautivó de sobremanera a la audiencia con este modo de juego libre en 3-D fue el clásico Driver, de PlayStation y Pc, un juego que salió a finales de 1999 producido por la compañía inglesa Reflections Studios.

Driver no fue el primero en su género, de hecho ya habían salido los GTA de Rockstar, pero pasaron sin pena ni gloria debido a un pobre nivel gráfico con vista superior de la cámara para las acciones. Ofrecían modos de juego en el que el protagonista no tenía ningún tipo de pudor, y en ocasiones se presentaba hasta incoherente para desarrollar ciertas misiones, aflorando siempre la maldad del “protagonista”. Así pues, a pesar de que ofrecían muchos elementos de juego, la verdad es que los dos primeros GTA fueron juegos del montón.

Driver, en su lugar, ofreció un sistema de conducción arcade con una historia de mafia que sorprendió a propios y extraños. Sólo se podía usar el auto, por lo que nunca vimos en juego –sólo en video- al prota Tanner, un policía del FBI que tendría que infiltrarse en una banda de criminales para lograr ganarse su confianza, desbaratar sus planes y así acabar con ese halo de corrupción que existía entre las bandas de ladrones de autos. Desde la primera misión, aquella mítica misión, en la que nos encontrábamos en un estacionamiento y teníamos que realizar una cantidad respetable de acrobacias en menos de un minuto, ya nos daban muestras de la calidad de su juego y del nivel que tendríamos que tener al volante para afrontar este tipo de misiones.

Inmediatamente llegaban los grandes retos del juego: persecuciones, huidas, ¡infiltración! Driver fue un juego revolucionario en su momento. No había nada igual. Ese gran sistema de juego, con unos gráficos soberbios ambientados en cuatro ciudades reales (Miami, San Francisco, Los Ángeles y Nueva York), ofreció un sistema libre que hacía parecer que el juego no tenía fin… podíamos recorrer autopistas y calles por más de una hora y visitar lugares distintos sin cansarnos.

El juego logró vender más de ocho millones de discos sólo en PlayStation, logrando elogios en Europa y América. Ante tales resultados satisfactorios de prensa y público, Infogrames, quien distribuía los juegos, pidió una segunda parte. Reflections tenía algo del trabajo adelantado, y Driver 2 vería la luz exclusivamente para la consola de Sony al final del año 2000.

El juego no vendería tanto como el primero, no porque fuera malo, sino que la salida del PlayStation 2 lo opacó un poco. Tenía un pop-up en ocaciones pronunciado y hubo muchas personas que no les gustaba porque era muy Arcade, dejando la simulación de lado. En fin, como todo fenómeno popular tuvo sus detractores y admiradores. Éstos últimos saltamos de alegría cuando se confirmó un modo de juego que sólo lo veíamos lejano, por no decir imposible… ¡¡¡Tanner se podría bajar del auto!!!

Aunque no salía ningún tipo de arma, poder bajar a Tanner del auto representó un plus muy valioso a la hora de jugar, debido a que se implementaron misiones más dinámicas en las que, por ejemplo, teníamos que llegar a un punto, bajarnos y recoger un camión con una bomba, llevarlo a un estacionamiento, dejarlo e irnos y que allí estallase. Salían de nuevo cuatro ciudades, pero ahora mejor ambientadas. La historia se desarrollaba en Chicago, La Habana, Las Vegas y Río de Janeiro.

Driver y Driver 2 se convirtieron en juegos de culto para muchas personas (entre las que me incluyo), que veían cómo en tan sólo dos juegos nacía una nueva franquicia que marcaría moldes y que proyectaba un futuro aún mejor. Una franquicia que tenía un nivel de dificultad realmente alto y que acabó con la paciencia de varios, pero que aun así los consagraron en una consola tan importante como PlayStation.

Sin embargo, la historia cambió drásticamente, principalmente porque Rockstar Games apareció de la nada con nuevas propuestas “prestadas”. Respetó la esencia de los GTA con la tercera parte, pero modificando la cámara “a lo Driver”, cosechando un éxito abrumador, dando pie más adelante a lo que sería ese monstruo en ventas y calidad de juego como lo fue el GTA Vice City, donde el juego se potenciaba en los aspectos de libertad y con un gran arsenal de armas.

Más adelante, la compañía Atari, en un movimiento estratégico, compró Infogrames, por lo que todos los proyectos de éstos últimos pasaron a sus manos, incluida Reflections Interective, por lo que contraatacaron en el 2004 con Driv3r para Playstation 2 y Xbox (en 2005 saldría para Pc), junto a una campaña de publicidad apabullante, pero la crítica y los jugadores a nivel mundial lo masacraron. Lo tacharon como un producto muy por debajo de la calidad presentada en los dos primeros juegos, situación que derivó en que la tercera parte de Driver fuera considerada como “decepción del año”. Además, en ese mismo período de tiempo llegó el GTA San Andreas, obteniendo todavía mayor éxito que su predecesor, convirtiéndose en el juego de Play 2 más vendido en la historia de la consola, lo que hundió todavía más a Driv3r.

Personalmente sí me gustó el Driv3r, si bien es cierto que tenía errores de programación y que en cuanto a producción no superaba a San Andreas, igual me gustó. El sistema de manejo de los Driver superó ampliamente en ese momento a los GTA. Mientras éste último era un juego de disparos y los autos pasaban a ser de segundo plano, sólo para trasladarte de un punto a otro, Driver era un verdadero juego de conducción con un nivel de dificultad respetable, en ocasiones desesperante. Aunque bien es cierto que su gran error por encima de todo fue el de incorporar un pésimo sistema de disparos que hacía odiar el control. Contaba con unas escenas cinemáticas que recreaban una gran historia que nos hará visitar Miami, Niza y Estambul.

Tenía un sistema de daños muchísimo mejor al de los dos primeros juegos, que sumado a su gran física, hacían ver los choques de GTA San Andreas como una burla. Los autos se partían en pedazos, limitando también la conducción del carro. Definitivamente, este fue uno de los mayores aciertos de la tercera parte de la franquicia.

Driver intentó levantar cabeza comercialmente con la cuarta parte, llamada “Parallel Lines”, (ambientado primeramente en 1978 y luego en 2006). De nuevo salió para Playstation 2 y Xbox, pero ya el daño estaba hecho. Aunque era muy bueno, la franquicia no fue perdonada por los fans… Luego de una importante pérdida de capital, Atari vende la franquicia a Ubisoft, quienes relanzan el Parallel Lines para Pc y Wii.

Driver Parallel Lines se parecía todavía más a un GTA, con gran libertad para recorrer toda Nueva York, y no el clásico sistema de misiones contínuas que tenía la franquicia en sus tres primeras partes. La verdad es que fue muy menospreciado, porque en todos sus apartados fue muy completo y eso no se valoró como se debía.

Estas fueron las dos carátulas: La primera, de Atari para PS2 y Xbox; la segunda, de Ubisoft para Pc y Wii

Todos deberíamos estar de acuerdo que lo peor del juego era el protagonista… un joven de 18 años muy cabrón, inmaduro y hablador, contrario a Tanner que siempre había tenido un gran carisma a pesar de su fuerte personalidad.

En verdad que caía muy mal, pero la sorpresa argumental llegaba a la mitad de la historia, cuando se da un giro dramático; luego de ser encarcelado, pasan 28 años, en el que ahora en lugar del joven guebón vemos es a un matón con aires de venganza… además en Nueva York también pasan los años y eso se nota en todos los detalles de la ciudad, desde su población, los autos, las calles… todo cambió, eran como dos juegos en uno, lo que lo hacía realmente llamativo.

En consolas portátiles la franquicia no ha tenido mucho éxito, el primer Driver salió para el Game Boy Color con una vista superior y muy simplón, Driver 2 Advance trató de convertir ese gran juego de Play a la pequeña de Nintendo pero no lo logró, y el Driv3r Advance le ocurrió una historia similar. Aunque tenía buenos gráficos, habían muchos errores de programación. Todos salieron muchos meses después de sus homónimas de consolas caseras. El último juego de la franquicia fue Driver 76 en exclusiva para PSP, ya desarrollado por Ubisoft, la nueva compañía que ha tomado las riendas de la franquicia. La historia transcurre a manera de precuela del Parallel Lines, específicamente dos años antes, por ello el título, ambientado a mediados de los años ´70.

Hoy en día Rockstar Games elevó otro palmo de calidad más con GTA IV y sus expansiones, mientras que Driver a pasado al más profundo de los olvidos. Sin embargo, tras el anuncio de Driver San Francisco, ha tenido un resugimiento importante en los medios, así que esperemos que Ubisoft, padres de Assassin´s Creed, Splinter Cell y Prince of Persia, sepan manejar esta gran franquicia en la nueva generación y que puedan crear un Driver que haga recordar glorias pasadas…

About these ads
Comentarios
  1. Matias dice:

    Muy buen análisis desde tu “punto de vista”, sin duda estoy de acuerdo que Driver ha ido cayendo cada vez más bajo. Los Driver de verdad eran Driver 1, Driver 2 y se podría decir en cierto modo el Driv3r (que a mi me gustó mucho). Esos eran los de verdad que seguían la trama de la que surguió Driver. En cuanto a los nuevos, refiriendome específicamente a Driver: San Francisco, ha caído muy bajo, el juego será bueno en gráficos, pero eso nuevo que le agregaron, si que vale mierd…. ¿pero como mierd… se les ocurrió a la compañía hacer que el protagonista traslade su alma de un lugar a otro?. En que estaban pensando? No tiene sentino ni lógica, se convirtió la saga de conducción/sandbox a ciencia ficción creo yo. Seguramente querían hundir más a Driver de lo que ya estaba para terminar la saga, bueno eso no lo sé. Yo sigo prefiriendo sus juegos de verdad, Driver, Driver 2 e incluso Driv3r. Estos para mí son los mejores, hasta puede que Parallel Lines, pero no mucho. Si es que sale alguno nuevo (cosa que no creo), ojalá sea, por lo menos como Driv3r.

  2. Raul dice:

    Matias! que acaso no terminaste el juego? jaja el Driver San Francisco me remonto mucho al 1 en una pequeña mision que tienes que hacer las mismas cosas que en la primer mision de driver 1 haha fue genial ademas de que al final del juego , Tanner se despierta de un coma que lo hace dejar de hacer ese “SHIFT” y le quita el turbo a los carros osea que quedas como al principio para atrapar a Jericho

    • Al momento de escribir el artículo de Driver no había salido el San Francisco. Claro que es muy buen, me gustó bastante, pero la verdad, no supera a los clásicos. Espero que para el próximo puedan hacerlo mejor

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s